.:Una fábula cada día:.

El Abuso de Confianza

en 31 diciembre, 2008
     Doña Abeja y Doña Hormiga, sentían un gran cariño la una por la otra. Además, ¡qué casualidad!, a Doña Abeja le encantaban los alimentos que almacenaba su amiga de cara al invierno y a Doña Hormiga le volvía loca la miel producida por Doña Abeja. Eso daba lugar a un frecuente intercambio de regalos.
     En cierta ocasión, Doña Abeja salió de viaje y dejó las llaves de su casa a Doña Hormiga. A los pocos días, ésta sintió la tentación de entrar en el hogar de la viajera y darse un gran atracón de miel, pero se contuvo en el último momento: "¡Oh, no! Hacer eso sería un abuso de confianza, algo indigno de nuestra amistad" – se dijo ella.
     Meses después se cambiaron las tornas y fue Doña Hormiga quien se vio obligada a abandonar su hogar durante algún tiempo. Naturalmente, dejó las llaves a su íntima amiga.
     Al día siguiente, Doña Abeja entró en la casa de Doña Hormiga, mientras se decía: "¡Bah! Estoy segura de que, cuando le dejé las llaves de mi casa, ella se dedicó a saquear mi despensa. Desde luego supo hacerlo muy bien, porque, a mi vuelta, por más que busqué, no pude encontrar huellas del estropicio. ¡Ahora es la mía y me daré el gran banquete a su costa!".
     ¿Cuál de ellas era verdaderamente digna de amistad, amigos?
About these ads

¿Qué te ha parecido lo que has leído? ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: